Un espacio de trabajo agradable con una hermosa lámpara de escritorio.

Todos los líderes empresariales confían ante todo en las herramientas esenciales para el buen funcionamiento de su negocio. Pero también es importante sentirse bien en su espacio de trabajo para ser más productivo. Por tanto, es fundamental centrarse en elementos que garanticen el bienestar de los empleados. Uno de los primeros pasos es tener oficinas bien iluminadas para trabajar en buenas condiciones.

¿Qué sucede cuando un espacio de trabajo está mínimamente iluminado?

Si ha invertido en herramientas de trabajo de alto rendimiento, pero sus escritorios son oscuros, eso puede ser motivo de preocupación. Al principio, notará una falta de concentración por parte de sus empleados. Algunos también se quejarán de sus visiones y pueden cometer muchos errores en sus registros. Y, por supuesto, los dolores de cabeza y la fatiga también serán argumentos que escuchará con frecuencia.

Debes saber que una fuente de luz suficiente y natural puede aumentar la temperatura ambiente de la habitación. Por tanto, si tus escritorios son elegantes y de estilo inglés o americano, lo mejor es elegir una lámpara de escritorio vintage. Usted puede ver más Modelos de iluminación de oficinas de Nueva York en sitios especializados

Además, también es necesario pensar detenidamente en la distribución de sus oficinas. El objetivo es, por supuesto, capturar los rayos del sol tanto como sea posible. Para que pueda combinar lo útil con lo agradable colocando su escritorio frente a la ventana. Su espacio de trabajo estará bien iluminado y esto también mejorará su comodidad visual a lo largo del día. Sin embargo, deberá tener cuidado de que los rayos del sol no se dirijan directamente hacia su pantalla.

Buena iluminación para quienes son más productivos por la noche.

Sin embargo, un buen número de personas puede hacer un trabajo más grande después del anochecer. Entonces será necesario elegir lámparas de escritorio con iluminación suave y que tendrán una intensidad baja. Y si tiene un presupuesto limitado, enfatice la calidad de la lámpara que elija.

En paralelo, puedes optar por tener varias lámparas de diferentes alturas en tu espacio de trabajo. Los colores y las intensidades también deben variar para que pueda realizar cada tarea con facilidad. Por ejemplo, si necesita revisar un archivo, lo mejor es elegir un lector electrónico con una bombilla LED blanca. Así, tendrás suficiente claridad sin deslumbrarte. Por otro lado, si está trabajando frente a su pantalla, necesitará una luz más brillante. 

Por otro lado, si buscas una lámpara más alta que colocarás junto a un sillón, opta por una lámpara de pie vintage. Este elemento puede integrarse fácilmente en la decoración moderna y en el estilo antiguo. Pero una lámpara de diseño o focos también pueden encontrar su lugar en una oficina.