Aspirador nasal para bebés: así es como se usa e interpreta las características del moco recolectado

La congestión nasal es omnipresente en los niños pequeños por varias razones. Sus vías respiratorias son estrechas y cortas, lo que promueve una congestión rápida y recurrente. Y dado que un niño solo puede sonarse la nariz correctamente alrededor de los tres años, ¡cuenta con usted para que lo alivie! Aquí es donde entra el aspirador nasal, ¡el aliado de la calidad de vida del bebé!

¿Qué aspirador nasal para su hijo?

Los bebés respiran casi exclusivamente por la nariz hasta los 12 meses de edad. Por lo tanto, corresponde a los padres garantizar la fluidez de la respiración del niño ayudándolo a evacuar la mucosidad que posiblemente podría bloquear sus fosas nasales. Ya sea en forma de pera nasal, mecánica o electrónica, el Bebé mosca es una herramienta segura, intuitiva y endiabladamente eficiente.

Si tiene un aspirador nasal mecánico para bebés (el tipo más común), será suficiente insertar la pieza nasal desechable en una fosa nasal después de asegurarse de acostar al niño con la cabeza de lado. Chupe de forma prolongada, durante 4 a 5 segundos y no en tirones y aspiraciones espasmódicas. Que no cunda el pánico: el moco se almacenará en una cámara hermética del dispositivo nasal para bebés. Por lo tanto, no habrá contacto entre usted y la flema del bebé.

¿El bebé tiende a tener moco espeso y pesado? Le recomendamos que opte por un aspirador nasal electrónico para bebés que tenga un motor pequeño. Todo lo que tiene que hacer es insertar el tubo en la fosa nasal del bebé y presionar un botón. El poder de succión está diseñado para proteger la mucosa nasal del niño mientras la alivia con bastante rapidez. El aspirador nasal electrónico para bebés también será una opción obvia si la idea de aspirar la mucosidad, incluso indirectamente y sin contacto, no le atrae más que eso.

Si su necesidad es temporal o muy única, puede optar por un bulbo nasal menos costoso.

Limpiadores nasales para bebés: ¿para que sirve el moco?

Ahora puede aplicar buenas prácticas para aliviar al bebé y ayudarlo a recuperar una buena calidad de vida mediante una respiración tranquila, un sueño tranquilo y una alimentación saludable. Entonces sí, la mucosidad en cantidad puede ser problemática, de ahí el interés de equiparse con un dispositivo nasal de bebé ... pero su presencia está lejos de ser anecdótica, porque juega un papel eficaz en la prevención de infecciones y eliminación de patógenos. Aquí hay algunos datos interesantes sobre la mucosidad que recubre la nariz de su hijo:

  • Su cuerpo es una verdadera máquina productora de moco. Este líquido más o menos espeso está formado por agua, proteínas y sal. El cuerpo de su hijo puede producir hasta un litro de moco ... ¡lo que quiere decir que su aspirador nasal será útil!
  • ¡Para el bebé, la mucosidad es un desastre en alguna parte! Le permite atrapar patógenos como virus y bacterias. Por lo tanto, la acción del dispositivo nasal para bebés le permitirá eliminar tanto la mucosidad como las partículas atrapadas;
  • Al contrario de lo que podría pensarse, la producción de moco es estable, esté o no enfermo el niño. Más bien, son las serosidades las que modifican la textura de la flema. Más moco fluido dará la impresión de más flujo;
  • El color y la textura del moco recogido en el aspirador nasal son significativos y pueden interpretarse para evaluar la salud del niño. Los resfriados hacen que la mucosidad sea más espesa. Un color amarillo indicará una infección. El aire seco (humedad inferior a 40 %) y la deshidratación también hacen que la mucosidad sea más espesa e incluso dura. Las reacciones alérgicas y el aire frío promueven el moco translúcido. Los colores oscuros indican irritación o microlesión en la mucosa nasal. El moco verde, más raro, indica la presencia de glóbulos blancos que combaten las infecciones. Finalmente, el moco muy oscuro, incluso negro, indica una reacción a la contaminación del aire (trabajo en o cerca de la casa, tormenta y ventanas abiertas, etc.).

Ahí lo tiene, ¡lo sabe todo, desde usar su aspirador nasal hasta interpretar el moco recolectado en la cámara hermética!