Desarrollo infantil: ¡de la estimulación a la realización!

motricidad del bebé

Para Platón, el origen de la filosofía está en el asombro. Provoca el despertar de la conciencia. Por tanto, sería gracias al asombro que el ser humano se haya convertido en ese ser perfectible que somos. Este asombro comienza tan pronto como nace el niño. Si el bebé aún no tiene una conciencia aguda como un adulto, no obstante está atento a todo lo que sucede a su alrededor y mantendrá huellas inconscientes que lo marcarán de por vida.

En los niños, este asombro se adquiere a través de la estimulación y qué podría ser más estimulante que los juguetes que hoy son aptos para todas las etapas del desarrollo del niño, empezando por los famosos bebé móvil que acompaña al niño al despertar y acostarse. Es un objeto perfecto porque combina sonidos, colores y movimientos para el deleite de los bebés.

¡Un desarrollo asombroso!

Dicen que nunca es demasiado temprano para estimular a un niño.Al nacer, los bebés tienen todo lo que necesitan para aprender; ¡su cerebro está listo para funcionar!Pero para ello, el cerebro necesita estimulación, por un lado para desarrollar sus habilidades motoras y sensoriales y por otro lado sus habilidades intelectuales y emocionales.El cerebro de un niño se desarrolla a una velocidad vertiginosa.Al nacer representa 25 % de su capacidad, a los 3 años ha alcanzado 80 % de su desarrollo y sigue creciendo con la edad.¡Cuanto más se estimula, más creativo es!Durante los últimos treinta años más o menos, hemos visto la aparición en el mercado no solo de juguetes especializados, sino de actividades específicas destinadas a influir en el despliegue de todas las facultades del niño.

Desarrollo cognitivo: ¡un superpoder!

Los diferentes tipos de aprendizaje relacionados con las actividades con los niños son necesarios para su desarrollo: tocar, oler, oír, gustar, ver, sentir! Tantas facultades que se utilizan para permitir que el niño experimente la vida. Es a través de estas experiencias que se enriquecen las dimensiones sensorial y perceptiva, que habilidades motoras gruesas y habilidades motoras finas se perfeccionan y la conciencia se refina. De repente, el pequeño ya no balbucea, se ha convertido en ese niño que se expresa y afirma su relación con el mundo que lo rodea. ¡Se vuelve un poco más independiente cada día y su personalidad comienza a aparecer!

Accesorio, la palanca por excelencia

El niño está obviamente predestinado a evolucionar y desarrollar sus facultades. Un vínculo de apego fuerte y seguro le dará al niño la munición necesaria para mejorar su autoestima. Su tipo de apego determinará su percepción de sí mismo y su percepción de los demás a lo largo de su vida. El desarrollo del niño debe estar siempre orientado hacia un perpetuo asombro por la vida, hacia la búsqueda siempre activa de uno mismo y potenciar su creatividad. ¡Este es el precio para que el mundo crezca con estilo!